CONDUCTORES

Para reservas llame+420728876876      
 

CONDUCTORES Y CHOFERS DE ATP AIRPORT TRANSFER PRAGUE

 

No es necesario ser economista para saber que para ser la mejor compañía de transfers en Praga lo más importante no es tener una página web perfecta ni la mejor flota de coches. Lo más importante son las personas, siempre lo ha sido y siempre lo será. Creemos que tener un conductor entrenado, con licencia y seguros debe ser un hecho, pero para nosotros, el tener a gente muy motivada, conductores contentos haciendo su trabajo es también un hecho. Prefiero contratar a un conductor capaz de sonreir y de tener una buena actitud con los clientes que a un perfecto conductor con un inglés excelente pero que es desagradable con la gente o que actúa con brusquedad.
Uno de nuestros principales objetivos es tener a las mejores personas en nuestro equipo. Gente que conduce bien, con buen aspecto, pero principalmente que estén “orientados al cliente” y que pueden ofrecer “algo más” a los clientes. Puede ser simplemente una pequeña sonrisa o la simple pregunta “¿Qué tal fue su vuelo?” o bien “¿Puedo hacer algo más por Usted?”

 

 

¿Debo dar propina al conductor?
 

 

Depende de Usted. A mi me encanta cada vez que consigo algunas libras más, pero nunca pido propina. A veces pregunto a mis clientes por dónde desean ir, a veces hacemos un pequeño paseo por Praga si el tráfico está bien y nunca pido dinero extra. Conozco a los conductores del ramo y a veces les escuchas decir “Odio a los clientes de Italia porque nunca dan propinas”. Yo nunca he seleccionado a los clientes de este modo y estoy muy contento de poder trabajar para una buena compañía, que nunca selecciona a la clientela de este modo. Y quizás esos que hablan se sorprenderían de lo a menudo que los italianos me dan propinas, sencillamente porque toda la gente en ATP trata de dar un buen servicio (Por ejemplo, nunca llevamos a grupos diferentes en un mismo coche solo para obtener más dinero, llegamos a tiempo…)
Un día estaba “subiendo a gente a la colina” (esto quiere decir llevándolos desde un hotel en el centro de Praga hasta el aeropuerto de Praga, que se encuentra ubicado en el Noroeste del centro y está a una altura de 100 metros sobre el nivel del mar), un ”colega” de otra compañía de transfers venía detrás de mí y aparcó su miniván junto a la mía frente a la Terminal 2 del Aeropuerto de Praga. Me gritó “¡Hola amigo!” y tan solo le conteste “hey”, mientras ayudaba a mis clientes a bajarse del vehículo y a descargar su equipaje del maletero. Entonces les di la mano y nos dijimos adiós, deseándoles un buen viaje. En ese momento mi amigo dijo (de nuevo gritando) “¿Y no hay propina para el conductor?”. No me ayudó – Solo pude decir a mis clientes “lo siento” sintiéndome avergonzado. Esto es exactamente lo que envenena la reputación de TODOS los conductores de Praga, no solo la suya (o la mía).
Siempre cuando viajo y uso un taxi en cualquier parte del mundo suelo dar propinas a los conductores, porque se cómo es el trabajo de duro. Solo he tenido un “problema” en Londres – parecía que nadie (no solo los conductores de taxis) quería una propina. Tomé un taxi desde el aeropuerto de Luton hasta las estación de tren de Luton – Eran solo unos 5 minutos de carrera y el taxista me pidió 9,2 libras. Le di un billete de 10 libras diciéndole “Gracias por el servicio, quédese con el cambio”. El contestó “No, no puedo” y me pase los dos minutos siguientes tratando de “convencerle”. Tuve que decirle que yo trabajaba en lo mismo en mi país y que comprendía lo duro que era el trabajo a veces. El sonrió y aceptó mi pequeña propina.


Patrick – conductor de una Miniván Mercedes Vitto para ATPAirport Transfer Prague